Lecciones para Chile

by Vivek Wadhwa

(extracto)

En la década de 1980, Silicon Valley y la Ruta 128 se parecían: una mezcla de firmas tecnológicas grandes y pequeñas, universidades de nivel mundial, capitalistas arriesgados y fondos militares. Si estuviera apostando por uno, habría sido sensato hacerlo por la Ruta 128 debido a su historia industrial más extensa y su proximidad con otros grandes centros de investigación corporativos y escuelas de alta calidad, entre las que estaba Harvard, MIT, Yale, Brown y Amherst Collage.

Sin embargo. Actualmente, una mayoría de personas ni siquiera sabe dónde está la Ruta 128. Silicon Valley tomó la delantera debido al dinamismo de su sistema, el cual derroto al ritmo lento del cambio tecnológico en la Ruta 128. lo que dio a Silicon Valley su ventaja fueron los altos índices de cambios frecuentes de empleo, formación de nuevas compañías y una cultura de intercambio de información y de asumir riesgos. Las empresas de Silicon Valley entendieron que colaborar y competir al mismo tiempo es una receta para el éxito en el mundo tecnológico, donde productos complejos a menudo están compuestos de grandes porciones de tecnologías que se recolectaron de diversas organizaciones. Además, se toleraba el fracaso y a menudo se llevaba con orgullo.

En Silicon Valley actualmente la diversidad es la norma, desde el punto de vista de productos y personas. La región produce chips, hardware computacional, motores de búsqueda, medios sociales y tecnologías limpias. De 1995 a 2005, el 52% de los fundadores de nuevas compañías no había nacido en Estados Unidos.

Los inmigrantes de India y Taiwán han sido especialmente expertos en dominar las reglas del compromiso de Silicon Valley. Hicieron esto al crear redes sociales firmes que reunieron a sus comunidades locales con aquellas en sus países de origen.

LAS LECCIONES QUE EL PAIS DEBE APRENDER

Aquí hay lecciones importantes para Chile. A continuación, algunas de las cosas que tiene que hacer:

  • Trabajar con miras a eliminar el estigma asociado con el fracaso. En Chile, como en la mayoría de los países, el fracaso es tabú: aquellos que fracasan a menudo son considerados parias sociales. Pero la creación de tecnología implica experimentar. Cuando usted experimenta, fracasa muchas veces. Por lo tanto, este estigma se tiene que eliminar. Hay que educar a la ciudadanía para que entienda que, en el mundo de la alta tecnología al menos, la experimentación y el correr riesgos son los caminos hacia el éxito, ese éxito a menudo es precedido por uno o más fracasos. Esto es algo que tienen que discutir con frecuencia los lideres políticos y que se tiene que enseñar en las escuelas. Chile debería establecer fondos de riesgos para emprendedores que están iniciando su segunda o tercera compañía después de fracasar.
  • Enseñar emprendimiento, no solo a estudiantes universitarios, sino también a trabajadores experimentados. La edad promedio de un emprendedor tecnológico en Estados Unidos no es de 21 como se cree comúnmente, sino de 39.  La cantidad de aquellos que tenían más de 50 años cuando empezaron sus compañías duplica la de aquellos menores de 25. Los mayores de 60 años duplican a los menores de 20. Por lo tanto, los emprendedores provienen principalmente de la fuerza laboral.  Ellos tienen ideas para tecnologías que se pueden construir y cuando se cansan de trabajar para otros y quieren formar su fortuna desarrollan la motivación para iniciar una compañía. Muy a menudo simplemente no saben cómo hacerlos. Los programas como el Kauffman Foundations FastTrac pueden enseñar estos fundamentos.
  • Traer a inmigrantes especializados de todo el mundo. Los  trabajadores de origen extranjero que fundaron una mayoría de las empresas de tecnología de Silicon Valley trajeron diversidad y nuevas ideas con ellos.  El programa Stara-Up Chile es una gran forma de hacer esto. Al ofrecer US$ 40 mil y una visa a emprendedores de cualquier parte del mundo para que desarrollen sus compañías en Chile, el país traerá a cientos de expertos que enseñaran a los locales sobre capacidad empresarial y asumir riesgos y, al mismo tiempo, los ayudarán a construir redes globales.  Muchos de los emprendedores que lleguen a Chile se enamoran del país y desearán quedarse en forma permanente, otros regresaran a su país de origen y mantendrán estrechos vínculos.  Por cada 100 compañías nuevas, 10 serán medianas empresas exitosas. Una o dos por cada mil tal vez incluso lleguen a ser un Google. Chile podría tener docenas de empresas de tecnología exitosas dentro de 2 o 3 años si pone en práctica el programa Stara-Up Chile con buen resultado.  Será conocido en la escena mundial como un país de alta tecnología.

Los habitantes de Silicon Valley tendrán un lugar cálido a donde venir cuando allá haga frío en el invierno.

Por lo tanto, Chile tiene una oportunidad para tener éxito donde otros han fracasado porque es uno de los lugares más hermosos para vivir en esta tierra: tiene un Gobierno estable, incorrupto y una de las economías más abiertas de Sudamérica, su gente esta abierta a las nuevas ideas y recibe con agrado a los extranjeros, y su pueblo quiere realmente tener éxito. Simplemente tiene que construir sobre el nuevo impulso que esta teniendo.

 

artículo completo aqui http://www.regionfertil.com/content/view/1152902/Chile-Una-oportunidad-para-tener-exito-Vivek-Wadhwa.html

………………………………………………………………………………………………………

Vivek Wadhwa es un destacado colaborador de investigación del Labor and Worklife Program de la escuela de Derecho de Harvars, profesor ejecutivo residente adjunto de la Escuela de Ingeniería Pratten la Universidad de Duke y académico visitante de la Escuela de información en la Universidad de California, en Berkeley. Ayuda a los estudiantes a prepararse para el mundo real, da clases magistrales y lidera proyectos de investigación de avanzada. Igualmente, es asesor de varias compañías nuevas. Columnista de Business Week.com, colaborador del popular blog tecnológicoTechCrunch, y escribe ocasionalmentepara varias publicaciones internacionales. Antes de unirse a la comunidad académica en 2005, Wadhwa era un emprendedor en tecnología que fundo dos compañías de Sofware. Actualmente está trabajando con el Ministerio de Economía de Chile en su estrategia de innovación.

Anuncios

Un pensamiento en “Lecciones para Chile

  1. Bom, Roney, este termo e9 novo.Digamos que existe uma cognie7e3o-me3e.Que o ser hmauno resolve seus problemas (pois viver e9 resolver problemas) usando esse gatilho cognitivo padre3o.Hoje, vivemos o gatilho cognitivo que:1) eu resolvo tudo sozinho;2) eu sou o que penso e as solue7f5es que proponho;3) resolvo de forma hiere1rquica.Basicamente estes treas depois agrego mais.Quando aumentamos a populae7e3o e complexificamos, portanto, os problemas. A forma de ver e resolver comee7a a ficar obsoleta, entre as propostas que fazemos de solue7e3o x o custo para resolver.Aed entram novas formas.O capitalismo permitiu a linha de montagem, por exemplo, a hierarquia para criar eficieancia. Compartilhou saberes e consegui a proeza de nos permitir existir ate9 aqui.Obrigado capitalismo por tudo que trouxe de bom ao mundo.Mas adeus capitalismo pelo tudo que vocea tambe9m trouxe de ruim.c9 hora de inventarmos novas formas.c9 o choque cognitivo que nos leva a:1) eu ne3o consigo mais resolver tudo sozinho;2) eu ne3o sou o que penso e as solue7f5es que proponho, pois as coisas mudam muito re1pido;3) resolvo de forma horizontal co-criando.c9 isso,abrae7os, valeu a visita e comente1rio.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s