Barreras al emprendimiento

Hay mucho por hacer para lograr que la fuerza creativa del emprendedor se ponga al servicio de un país y su gente. Si bien los educadores podemos aportar en potenciar capacidades emprendedoras, como se estructura una sociedad, afecta la producción de nuevos negocios. No podemos ser ingenuos y creer que las grandes trabas al emprendimiento son solo asunto de flexibilidad laboral, reducción de impuestos, agilidad en tramites de legalización, creatividad, y abilidades. El asunto es más complejo. La igualdad de oportunidades en el acceso al crédito y las regulaciones bien hechas son puntos críticos de una sociedad que ha optado por el libre mercado. Manuel Cruzat, en un post publicado en Outsider describe los que en su opinión son tareas pendientes en el mercado chileno. En Chile, tenemos que parar de culpar al otro y empezar por hacer lo que a cada uno le corresponde. Si por un par de décadas, empresarios, políticos, profesores, trabajadores, y profesionales se ponen a hacer lo que les corresponde, la tarea de desarrollar Chile se vera concluida. No se hasta donde las privatizaciones se justifican para hacer de Chile un país mas justo y competitivo, pero me parece importante abrirse a todas las reflexiones para entender mejor por que Chile viene hace rato “con el freno de mano puesto.” Traduzco aquí una parte del post de Cruzat.

“tenemos un sistema de emprendimiento que esta cada día mas cómodo protegiendo pequeños nichos de negocios, particularmente mercados de capitales, esto facilita que un grupo importante, pero pequeño, controle los principales negocios en Chile. De acuerdo a la Superintendencia de bancos (SBIF 2008), un 83% de todos los créditos comerciales recae en un 1,6% de deudores. Aun mas, los fondos de pensiones -la mas grande fuente de financiamiento nacional – invierten 34% de sus fondos in depósitos de bancos locales y un 27% in acciones y bonos que están exclusivamente ligados a firmas con clasificación AAA (SAFP 2008). En otras palabras, los chilenos hemos creado un circulo vicioso con acceso privilegiado al los mercados de capitales que inhibe mayores desafíos desde fuera del sistema.

Cual es el resultado? Chile hace menos de lo que podría. No hay razón para no tener tasas de crecimiento como las de China, país al cual nos parecemos en términos de ingreso per capita (US$ 14.673 vs US$ 5.869 at PPP *) mas de lo que nos parecemos a EEUU (US$ 46.541) y además EEUU esta siendo mas inestable. Un sector privado que evita la competencia en su patio trasero, mas un gobierno que actúa como una relativa entidad empresarial, con injustificada propiedad de algunos negocios y un sistema regulador muy ambicioso, junto con una humillante dependencia de los pobres de su billetera, constituye un sistema poco saludable donde cada parte actúa como si no se influenciaran mutuamente. Ambas partes están equivocadas, sus decisiones no son independientes. Si un sector esta protegido, el otro aspira a lo mismo. Si el sector privado es favorecido, el gobierno busca poder para compensar. Al final del día, conseguimos un sistema empresarial menos competitivo y pagamos el precio de un Estado benefactor y redistributivo. Todos perdemos en el proceso”

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s