Educacion para el Emprendimiento en America Latina

Las prácticas culturales tienen un origen histórico. Quien haya hecho negocios en America latina habrá notado cierta tendencia a la burocracia, el autoritarismo y el llegar tarde. Esas características tienen que ver con la estructura comercial de los tiempos coloniales y los permisos especiales que siempre era posible conseguir desde España. El emprendimiento, para que surja con posibilidades de competir en el mercado global, requiere reducir los costos de transacción derivados de la desconfianza burócrata. Emprendimiento y burocracia son, en algún sentido, conceptos opuestos. El emprendedor opera en la confianza, asume que en tiempos de vértigo desconfiar puede ser más caro que confiar. El burócrata, por el contrario, exige timbres, certificados, y autorizaciones, más obsesionado en controlar posibles fraudes que en la acción perseguida.

Para que haya un clima de emprendimiento ganador, las personas y las organizaciones deben tener una capacidad de prometer y cumplir que supere a sus competidores. Ello implica una transformación de la cultura burocrática a través de la construcción de confianza. Transformación que solo es posible a través del desarrollo de la responsabilidad individual. Donde los actos de responsabilidad no se pueden hacer, es probable que no se puedan hacer negocios, porque las instituciones de mercado requieren de ciertos estándares de como tratar con las promesas (Flores, 1994). Estos estándares corresponden a condiciones universales que se dieron primero en instituciones del mundo europeo, particularmente en países de habla inglesa, pero que se han ido expandiendo con la expansión de la cultura sajona. La orientación al logro y la seriedad para asumir compromisos forman parte del profesionalismo con que los ingleses, germanos y escandinavos asumen la vida y el trabajo. Esa cultura, asociada a la ética protestante por Weber (1934), pero que también tiene elementos de los código de honor Vikingos y Germanos, es todavía base del éxito empresarial de Europa y EEUU.

El surgimiento de la ética protestante tuvo importantes consecuencias en la sociedad moderna. Para Max Weber, el estudio de la ética protestante posibilita comprender la radical importancia que el “modo metódico de vida” tuvo para el nacimiento del capitalismo moderno. La ética protestante satisface las condiciones necesarias para el nacimiento de una base motivacional de la acción racional con arreglo a fines (Habermas, 1981). Esa base motivacional de la acción racional con arreglo a fines no fue heredada de la cultura greco-romana por Latinoamérica y no esta arraigada en el sentido común del hombres de negocios latino. Muchas de las supersticiones, intuicion,  y misticismo que vemos diariamente para explicar la conducta de nuestra gente tienen base en una ética no metódica. Porque la reflexión metódica no produce explicaciones místicas.

Educar para el emprendimiento implica incorporar una ética básica en las comunidades donde se promueve: la ética de la responsabilidad individual y la acción metódica. A partir de esa plataforma base es posible construir los otros eslabones del proceso educativo para emprender, que son los conocimientos esenciales de marketing, gestión de operaciones, y finanzas. Un programa educativo exitoso en este dominio tendrá que atender los determinantes culturales que facilitan o dificultan la re-socialización de nuevos patrones sociales. Así por ejemplo, donde haya mas tendencia explicar causas atribuyendo fuerzas mágicas, será mas largo incorporar una ética emprendedora. No obstante, y probablemente por derivas históricas más complejas de rastrear, existe una serie de patrones conductuales que la cultura latina posee y que favorecen la creación de contextos emprendedores. Estos podrían ser la creatividad, el sentido de misión, la pasión, la reflexión critica, la resiliencia, y el glamour.

Los países en vías de desarrollo, unos mas otros menos, están en medio de su camino hacia la modernidad. Concluir este camino, al mismo tiempo que trae prosperidad, abundancia y desarrollo a Latinoamérica puede llevar paz, felicidad, y armonía al mundo anglo.  Porque el sistema capitalista, al igual que el sistema burocrático, también corre el peligro permanente de encerrarse en si mismo y hacerse irracional. En su camino a la modernidad, Latinoamérica debe duplicar esfuerzos para hacerse cargo de una debilidad cultural histórica. No obstante tiene la confianza y tranquilidad de conocer el camino anadado por las culturas protestantes para llegar donde están y podrá, si lo hace bien, aprender y beneficiarse de ello.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s