Emprendedores v/s corporaciones: el reto final

Hoy mas que nunca los trabajadores estan de paso (Pink, 2001). Las obligaciones de una empresa por competir y ganar han hecho del lugar de trabajo un espacio hostil donde los seres humanos acuden solo a hacerse de un nombre y experiencia que les permita surgir. Dada la presión e intransigencia natural creada por un sistema que se gobierna solo, cada vez más seres humanos optan por ser ellos sus propios jefes o, a lo mas, compartir la aventura con un par de socios. Lo que antes era “La Empresa” que te acompañaba toda la vida, te daba una identidad, y el sustento para sacar adelante una familia, hoy es para muchos un lugar de transito. Pocas organizaciones pueden darse el lujo de seguir siendo el lugar amistoso, calido, y pacifico que las empresas “a la antigua” solían ser. Solo aquellos que hacen negocios intensivos en conocimiento, donde hay pocos competidores o donde la demanda es mucho mayor a la oferta pueden (darse el lujo de) tratar a sus empleados como personas. Los que no tienen amplias ventajas en el mercado, cuando relajan la presión, sucumben ante una competencia feroz. Algunos dirán que quien no trate a sus empleados como personas no serán sustentables. Tengo mis dudas. Todavía hay muchos sectores de la economía donde lo que define quien gana y quien pierde es la eficiencia, más que la innovación y la atención al cliente. Como clientes solo vemos una ínfima parte de las complejas operaciones que las corporaciones establecen en alejados rincones del mundo. Pero para nuestra alegría, la gran mayoría de los seres humanos no piensan sucumbir ante el torpe intento de los sistemas por exprimir sus vidas en desmedro de la familia, el ocio, y el desarrollo personal. Cada día son más las personas que optan por trabajar a honorarios o emprender negocios pequeños que les den la autonomía que buscan. Debido a esta tendencia, a las grandes corporaciones se les hace cada vez más difícil dotarse del talento que buscan y requieren para competir con exito. Con ello, el tema del recurso humano se transforma en pieza clave para las grandes corporaciones, donde la competencia ya no son solo otras corporaciones, sino tambien el deseo de independencia de los “nuevos trabajadores”.
Que hermosa paradoja comienza a gestarse. En busca de libertad, los seres humanos desprecian a las corporaciones establecidas para crear sus propios negocios u ofrecer sus servicios free lance. Los mismos que quieren mas libertad, al crear sus propias corporaciones, están en el proceso de apropiarse de la libertad de otros.

Anuncios

2 pensamientos en “Emprendedores v/s corporaciones: el reto final

  1. (gracias por la sugerencia, ya la implemente y edite tu comentario. no hacia sentido dejar el comentario publicado cuando la observacion dejo de existir. C. Albornoz)

    Esto de la libertad no es realmente una paradoja, porque la libertad es constante en el universo… sólo puedes obtener màs libertad quitándosela a otro.

    Hasta qué punto es saludable quitarle la libertad a otros es debatible, pero sólo como un ejercicio teórico ya que en la práctica ningún inversionista invertiría si luego lo que creó fuera de todos los empleados.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s