La amenaza de los sistemas que se autonomizan

Conversando con una terapeuta chilena que estudia y trabaja Pensylavnia me encontré con otro buen ejemplo para graficar el peligro de los sistemas que se autonomizan. Christine es una psicóloga chilena especializada en terapia adolescente e infantil que ha estado el último año haciendo su internado en un hospital que pasó de ser una institución de beneficencia a ser una institución con fines de lucro. Era un hospital psiquiátrico administrado por una orden religiosa que se vio en problemas económicos que los llevó a la quiebra. El resultado es que hubo un completo cambio en los principios de administración de esta institución. Christine me cuenta que antes ella podía estar el tiempo que fuera necesario en terapia con un niño, que era ella, desde su ética profesional, quien decidía cuando un niño/adolescente podía ser dado de alta. Dada esa lógica, los enfoques terapéuticos que Christine usaba eran diferentes, y las evaluaciones recibidas por su trabajo obedecían a criterios completamente distintos. Ahora Christine ha debido modificar su enfoque, pasando de modelos constructivitas a modelos positivistas. Si antes ella aplicaba su criterio para decidir cuando el proceso terapéutico concluía, ahora son los sistemas los que toman esa decisión. Si antes ella cumplía sus deberes académicos desde un enfoque constructivista. Ahora, para obtener su doctorado, debe cumplir con deberes académicos evaluados desde un enfoque diferente.

Sucede que desde la nueva administración los pacientes que asisten al hospital pagan utilizando su compañía de seguro de salud, cuyas pólizas limitan el tiempo y el número de sesiones que pueden recibir. El objetivo ahora es la rápida reducción de los síntomas y la certeza de que el paciente no se va a suicidar, ya que la muerte de un paciente disparará los costos de la compañía y eso tendrá impacto en las finanzas del hospital cuando la compañía defina su relación con la institución. Todo esto tiene importantes consecuencias en el tipo de investigación que Christine puede hacer, ya que ahora la relevancia de la investigación estará dada por la utilidad de ese conocimiento en cuanto evaluar los síntomas de ingreso del paciente, reducirlos, reducir la probabilidad de suicidio, y evaluar el estado de salida de los paciente. Todo ello en un promedio de ocho sesiones por paciente. El resultado de esta lógica es que no importa si el paciente tiene un tratamiento sustentable en el largo plazo, lo que importa es que cada subsistema cumpla su objetivo. Christine obtiene su doctorado, el hospital es sustentable, la compañía de seguros es rentable, y los casos de suicidios no son tantos como para colapsar el sistema.

Para complementar lo anterior les cuento brevemente otra conversación, esta vez con una matrona chilena estudiante de salud pública acá en los EEUU: el sistema de salud estadounidense es el más costoso del mundo. No hay país en el planeta que gaste más dinero en sus servicios de salud. No obstante en el estado de la Florida hay un 23% de la población sin seguro médico, o sea sin cobertura de salud. 23 de cada 100 personas NO tienen acceso al sistema de salud más caro del mundo. ¿Donde se van todos los recursos? Es ridículo, pero gran parte de ese dinero se queda en las compañías de seguros. Pero esta vez son las compañías que aseguran a los médicos para protegerlos de las demandas por negligencia. Los profesionales de la salud en este país son los más costosos del orbe. Un médico gana en promedio 230 mil dólares por año, pero parte importante de ese dinero se va en seguros para protegerse de eventuales demandas. El sistema de salud norteamericano está colapsado, sus costos suben 20% por año, las compañías de seguro entran y salen de un mercado que no logran entender ni dominar, y a estudiantes como Christine le siguen entrenando a controlar enfermedades. En mi opinión, los sistemas tomaron control de la comunidad humana, es algo que quisiera estuviéramos siempre despiertos para evitar.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s