LA DESIGUAL CONDICIÓN DE VIVIR

fuente: diario La Nación (Chile)

Además de los problemas de sentido de la educación chilena, Humberto Maturana cree que los estudiantes con sus protestas han puesto en evidencia la enorme inequidad que existe en la educación chilena, que es un correlato a lo que ocurre en todas las esferas sociales del país. Maturana expone sus perspectivas respecto de este tema mediante un ejemplo: “El ’68 comenzó la reforma universitaria. Yo trabajaba en la Escuela de Medicina. Y ahí, como en todo el país, se abrieron espacios de conversación. Y yo me pongo a conversar con el portero y le pregunto: ¿Qué le parece que yo gane más que usted? Y él me dice: ‘Bueno, pero usted ha estudiado. Yo no estudié. Usted se dedica a lo que está haciendo y yo a lo mío…. pero usted ha estudiado: Yo creo que está bien.

-¿Y si yo ganase dos veces más que usted?, le repliqué.

– Es lo que le digo, usted ha estudiado, se lo merece.

-¿Y si yo ganase cuatro veces más que usted?

-Emmm, bueno, pero usted ha estudiado, dice dubitativo.

-¿Y si yo ganase diez veces más que usted?

-¡No pues! Ya como que sería demasiado, ¿no?

Maturana hace una reflexión a partir de éste diálogo: “Ahí aparece el tema de la equidad y la inequidad. Hay un espacio de diferencia que es legítimo, pero de pronto esas diferencias pasan a ser ilegítimas. Deja de haber equidad. Y eso se siente. El que yo ganase hasta el doble que él estaba dentro de lo legítimo porque estaba dentro de la naturaleza de la historia vivida. Pero un poco más ya empezaba a ser no tan legítimo. ¿Hasta cuándo puede ganar uno más que otro? No se trata de que todos seamos iguales, porque no somos todos iguales. Pero de lo que se trata es de que seamos todos copartícipes de un proyecto común y es eso lo que va a definir las dimensiones de equidad. “Siempre van a ver diferencias en la vida que son respetables. Estas dimensiones no son cuantitativas, son de sentido, son espirituales, son de significado en la vida. El que uno gane un poco más que el otro, si los dos pueden vivir con dignidad, no hace mucha diferencia. Pero el que uno gane mucho más que otro no es tan legítimo porque para que uno gane mucho mucho más que otro, otros tienen que hacerse pobres”.

“Todavía la noción de plusvalía es válida: cada vez que alguien se hace muy rico hay quienes se hacen muy pobres. Y eso es el fundamento de la inequidad: crear continuamente una diferencia que resulta ser ilegítima”.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s