Mi lección de economía

A una tía de Loreto, mi esposa, se le ocurrió una idea que a mi me pareció genial: comprar un departamento en Miami para que su sobrina viviera mientras concluía sus estudios en esta ciudad. Como estamos casados por la ley chilena, mi esposa está obligada a vivir conmigo. Por eso la idea de la tía me pareció más buena aún. Pero como nada es perfecto en la vida, mi esposa no aceptó a menos que la tía nos cobrara arriendo, aunque fuera testimonial. El punto no es ni la tía ni el nuevo departamento. Sino contarles cómo han subido las propiedades en esta ciudad, por qué, y por qué creo comenzarán a bajar.

El presupuesto de la tía era alrededor de los 200 mil dólares. Ustedes dirán con ese dinero consigo a lo menos Pent house. No, no, no a lo mas, de 50 a 70 metros cuadrados, según el barrio. Eso es lo que vale comprar acá. ¿Y arrendar? Bueno, el criterio es el 5% del valor de la propiedad, es decir $1000 dólares estadounidenses por un departamento de 60 metros cuadrados. Sucede que los últimos 10 años los especuladores latinoamericanos se vinieron a invertir a Miami. El proceso es simple, comprar la mitad del edificio en verde (pre construcción), esperar a que se construya, subir el precio entre un 10 y un 50%, y luego transferir el contrato. Si no consigo compradores para TODOS los departamentos que solicité en verde, pierdo el 5% del depósito de garantía de los restantes que no pude transferir, pero de todas maneras es negocio. Con ese sistema, Miami se llenó de especuladores con inversionistas a sus espaldas que estaban dispuestos a comprar cualquier departamento en preconstrucción. Ahora hay 85 mil departamentos en construcción en el sur de la Florida, cual mas espectacular que el otro. Lo bueno de todo esto es que la economía americana es una economía sana, con reglas claras, y que reaccionó a penas se dio cuenta de este procedimiento. Ahora ya no es posible transferir un departamento de preconstrucción, los precios dejaron de subir, y no hay temor a que la burbuja se reviente. (Esta es, entre otras cosas, una de las variables que afectó en Japón y que mucho daño hizo a esa economía). Espero que esto no afecte el negocio de Don Francisco, quien públicamente es sabido que hace años entró a las inversiones inmobiliarias en Miami. Para que se hagan una idea, varios de mis compañeros compraron en $350 mil dólares 6 meses antes de llegar a estudiar acá, hace dos meses estaban vendiendo en $550 mil debido a nadie quería venderte un departamento sino varios puntos por sobre avalúo, como el rumor corría por todas partes, mas gente llegaba a comprar para revender ¿buen negocio no?. Que bueno que se acabó.

Anuncios

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s