¿De donde viene la impaciencia?


He vuelto a leer uno de los últimos post y me doy cuenta que en menos de una semana todo cambió. Cosa que me hace pensar en cómo un ser humano puede, en tan poco tiempo, pasar de la ‘lata’ absoluta a la euforia misma. Nada muy importante ha pasado, ni tampoco he hecho un gran ejercicio de rediseño de mis estados de ánimo. Solo que las cosas cambiaron. Ahora siento que haberme venido ha sido la mejor decisión de mi vida, estoy aprendiendo mucho, el desafío de saber cada día mas inglés me gusta y veo un mundo de posibilidades frente a mi. ¿Cómo puede un ser humano cambiar tanto en tan poco tiempo? Dos reflexiones me surgen a partir de esta pregunta. Una, dice relación con los ciclos biológicos del cuerpo. Creo que no hay filosofía de vida que pueda frente a los ciclos biológicos. Los neurotransmisores juegan su rol y son poderosos. Lo importante es aprender a reconocer esos ciclos. Los meses en que viene el ‘achaque’, cuanto dura, que tan profundo es y cuales son los juicios automáticos que nos inundan mientras los neurotransmisores hacen de las suyas. La otra reflexión es por lo impaciente que puede uno llegar a ser a lo largo de la vida y lo mal que se pasa siendo impaciente. ¡No llevaba ni dos meses cuando empecé a cuestionar todo lo que había a mí alrededor! Ahora miro las últimas dos semanas y veo que no fue más que una angustia pasajera. No digo que por pasajera haya sido poco importante, o que no haya disfrutado saber que para eso están los amigos, pero creo que en un momento la angustia nubló todo y no me dejó ver lo fascinantes que se venían mis días en estas tierras lejanas. Impaciencia y angustia. Hay que aprender a surfearlas! Y cómo ayudan los amigos en eso…la lección: no oscurezcas todo por culpa de unos neurotransmisores, los ciclos bajos te van a acompañar toda la vida. Aprende a reconocer los tuyos y los de tus amigos.
El dato: No hay neurotransmisor que pueda contra un par de cervezas y una buena conversa. Contra los neurotransmisores, socio-químicos. ¡Salud!

Anuncios

3 pensamientos en “¿De donde viene la impaciencia?

  1. Buena la foto man!!…y la raja que estés en este momento todo bien, vivelo, gózalo y disfrutalo.
    por último me gusta tu conclusión, sin embargo lo que lejos me dejo fascinado fue el dato..eso de los socioquímicos…Cerveza y amigos!!! Salud y un abrazo Innovador (toy vuelto loco) a la distancia
    Juanjo.

  2. Que tal… gratas tus palabras. Te escribo desde una ciudad costera, a la par de un desierto, en el extremo norte de Chile. concuerdo contigo. Cerveza, algo que acerca unos con otros.
    Bueno, me dedico a la Psicología, más bien a la psicología comunitaria, en la cual trabajo desde hace 3 años. fernandoponcelepe@gmail.com

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s